morena1

02 abr Morena, exquisito sabor a pesar de su aspecto

Lo habitual en los restaurantes es que en los guisos marineros tradicionales de Ibiza se utilicen como ingrediente variedades de pescado de corte, con pocas espinas. En un ‘bullit’ o un ‘guisat de peix’ las más frecuentes son el mero, el cabracho, el gallo de San Pedro, el rape, el pargo, el dentón… Sin embargo, los pescadores utilizan todo tipo de variedades, algunas realmente exquisitas aunque resulten más espinosas. Entre ellas figuran los serranos, las arañas y las morenas (Muraenidae), de la familia de las anguilas, cuya forma se asemeja notablemente a la de una serpiente marina.

El aspecto de una morena resulta repulsivo para quien lo contempla por primera vez y su carne, si no se prepara con eficacia, sale repleta de espinas. Sin embargo, su piel melosa y gelatinosa, y el sabor intenso de su carne, constituyen una auténtica delicatesen. Además proporciona un caldo exquisito para elaborar arroces y fondos de pescado. Hoy, en el blog de Es Torrent, hemos querido conocer un poco más sobre las características y hábitos de este animal tan habitual en la isla.

morena2

Las morenas habitan en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo. Les gusta refugiarse en oquedades rocosas y arrecifes coralinos, para acechar escondidas a sus presas. Su cuerpo en forma de serpiente puede llegar a medir hasta un metro y medio. No tiene aleta pectoral ni pélvica, como otros peces.

Sus ojos son pequeños pero tienen el sentido del olfato muy desarrollado. La piel es a menudo atigrada y sus mandíbulas anchas, con un hocico que sobresale. Sus grandes dientes le permiten agarrar a sus presas. Además poseen un segundo par de mandíbulas en la garganta, las mandíbulas faríngeas, también con dientes, para retener capturas.

pescados-oliver

En Ibiza las morenas son carnívoras y sobre todo se alimentan de peces pequeños, calamares, pulpos y sepias. Además del hombre, hay pocas especies que las consuman: meros, barracudas y poco más.

Antaño los pescadores las solían atrapar con nasas, aunque hoy muchas se capturan con redes de arrastre y otras técnicas modernas. Como ocurre con otras especies, como por ejemplo el rape, no hay que equiparar aspecto a sabor.

No Comments

Escribe un comentario