miel1

18 ene Miel de Ibiza, el néctar del bosque

Desde las más remota antigüedad, los ibicencos han recolectado la miel que las abejas producen con el polen que recogen de las flores del bosque y el campo. Antiguamente, este dulce néctar constituía un alimento imprescindible para las familias, ya que complementaba la dieta y ofrecía un ingrediente notable para la elaboración de dulces o para disfrutarla simplemente con un trozo de queso.

En la isla ya existe un buen número de colmenas catalogadas y protegidas por su valor etnográfico. Las más antiguas documentadas se remontan a los siglos XV y XVIIl. Las abejas, además de ser un elemento esencial para la polinización de las plantas, proporcionan un alimento de gran valor energético, que antiguamente incluso se empleaba tratar distintas enfermedades, junto con otros componentes naturales.

miel2

En el pasado, los campesinos construían casas de abejas en los bosques vaciando troncos y ramas, y trasladaban los enjambres en el interior de calabazas. En la alhacena de las casas de campo era frecuente encontrar un plato con trozos de panal repletos de este dulce néctar, cuyos sabores oscilaban en función de las estaciones y la flora que existe en cada zona de la isla.

En la actualidad existe más de un centenar de productores integrados en la Associació d’Apicultors d’Eivissa, que gestionan más de dos mil casas de abejas. Gracias a esta labor, comercializan una miel exquisita, de sabor muy particular, bajo la marca de garantía “Mel Certificada d’Eivissa”.

miel3

No Comments

Escribe un comentario